Historia

Imagen historia
 
 
Arcones su origen puede ser límite, pues era límite entre los pueblos cristianos y musulmanes´últimamente se está considerando que sea arçones, espada de los templarios, debido a la cantidad de restos que acreditan la estancia de dichos en este municipio. Como en estos lugares límites era peligroso el establecerse, los reyes castellanos concedieron FUEROS, los de SEPÚLVEDA Y PEDRAZA.
 
En el S. XIX y XX llegó a contar con 2800 habitantes, siendo el más poblado de la Comunidad de Villa y Tierra de Pedraza, a la que pertenece desde la época de La Mesta.
 
Era desde antes de  dicha época uno de los mayores productores de lana merina, siendo este pueblo de pastores trashumantes hasta la mitad del S. XX.
 
En los sobrados de las casas no rehabilitadas aún se observa los telares propios de la fabricación de las mantas, que luego se llevaron a Béjar  y más tarde a Portugal.
 
LOS CELTAS, más antiguos que el nombre del pueblo se establecieron en estos lugares, con sus cabañas trashumantes, de ahí la dificultad en encontrar castros. Es cierto que la sierra de Arcones debe el nombre  a estos pobladores de nuestra península:
 
CELTAS CARPETANOS.
 
Los celtas dejaron sus leyendas y costumbres en Arcones:
 
La leyenda del tesoro con su toro de oro y la serpiente en la Lastra, hoy coronado dicho terreno con la ermita dedicada a la Patrona de Nuestro pueblo: LA VIRGEN DE LA LASTRA
 
La costumbre, con su leyenda, del leño del solsticio de invierno, que aún perdura en algunos sobrados de casas que no se han rehabilitado.
 
Los tejos alejados del pueblo, en la dehesa y en la sierra.
 
La leyenda de la fuente de Los Grajos.
 
LOS ROMANOS, trajeron sus álamos, a lo largo de la ribera de los ahora arroyos, y afectados todos por la grafiosis, a punto de desaparecer, ya no sirven sus hojas para ensaladas.
 
La estructura de las fuentes romanas de los barrios, con la huella de todas las vasijas y cántaros que han extraído agua para beber y utilizar culinariamente. La que perdura sin novedad es la del barrio de Huerta.
 
LOS TEMPLARIOS
 
S. XII y XIII a la época que debe su construcción la actual iglesia parroquial de S. Miguel Arcángel. Románica, la más antigua de la sierra segoviana, con el sello templario en el interior. Aquí estuvieron los templarios Hospitalarios de la orden de S. Juan, dejando también sus costumbres solidarias, quizá heredadas de los anteriores habitantes de Arcones.
 
En la fachada principal de la Iglesia, al oeste, puerta del Perdón,  se descubren señales inequívocas de la riqueza que llegó a presenciar la construcción de dicho templo.
 
 
COSTUMBRES SOLIDARIAS
 
Cuando se muere una vaca, cada vecino compra lo que puede sufragar, para tirarlo, pero de esta forma no es tan dolosa la pérdida de la vaca al propietario.
 
Cada casa cuenta con no encontrarse solo en el momento del fallecimiento de un miembro de la misma, existe la hermandad.
 
Los momentos de la trilla y recogida de la mies, siempre se hace de forma solidaria, ayudando más al que menos puede.
 
Las mujeres llevarían el peso de la casa y trabajarían el campo, mientras los hombres, trashumantes están en Valle de Alcudia o en la Estremadura.
 
El matriarcado existente durante tantos siglos, aún se ve reflejado en la época actual en las costumbres y la vida del pueblo.
 
ARQUITECTURA:
 
Los tejados de las casas son típicamente de la sierra, pesados para aguantar exceso de nieve. De barro y tablas.Y con la arquitectura de colocación de las tejas como en el resto de la sierra segoviana
 
Las paredes de las casas son de barro y piedra, los tabiques de barro y paja, este barro extraído de la CHARCA DEL BARRERO, en la CAÑADA REAL, sita en la TRANCA DE LA DEHESA.
 
Los suelos eran de barro, por donde pasaban los animales a la cuadra, detrás del portal.
 
En la plaza del pueblo está situada la Iglesia, románica, del S. XIII, templaria.
 
A las afueras de la villa se localiza la ermita de Nuestra Señora de la Lastra, gótica,donde se acoge la imagen románica, patrona del lugar.
La ermita de la VIRGEN DE LA LASTRA, es del S. XVIII, Es una construcción sencilla que se localiza en la zona conocida como la Lastra. Se cree que en este lugar pudo haber una población ya que se han encontrado diversos restos de asentamiento; la ernmita de STA. CRISTINA  del mismo siglo.
 
A estas ermitas se unen otras más, como las de san Roque, Santa Cristina en el barrio de La Huerta y san Bartolomé en el de Colladillo
 
En sus entornos de puede disfrutar de los acogedores espacios naturales de El Enebral, la Dehesa y la Sierra, así como de los manaderos y surgencias acuíferas de las cuevas de Pepón, san Frutos y Longaniza
 
Las fuentes de arquitectura romana, aún conservan la señal del paso de los siglos y la utilidad de sacar agua para el consumo humano, con la huella de los cántaros y botijas.
 
S. MIGUEL, EL ROMÁNICO 
 
De piedra también es el principal monumento de Arcones, la iglesia parroquial de San Miguel. Es un templo románico del siglo XIII que conserva la cabecera de triple ábside semicircular, teniendo el del lado de la Epístola ocupado por la torre del templo la torre y una pila bautismal de esta época. Pero la iglesia de San Miguel guarda la sorpresa de un cuarto ábside, una anomalía que se explica porque servía de capilla de cierre al atrio, con la cruz templaria a la entrada. Tiene, por tanto, una cabecera compleja en cuyo ábside hay una ventana flanqueada por dos columnas rematadas en capiteles con motivos vegetales. Situada en el barrio de Arcones.
Dentro de él podemos admirar varios retablos y una pila bautismal también románica  
 
Pero no es el único edificio religioso que se puede ver en el barrio de Arcones, ya que también se puede visitar la ermita de San Roque, que está situada al sur del pueblo, junto al cementerio. Su planta es cuadrada y sus muros de mampostería, exceptuando las esquinas que están formadas por cadenas de sillares. Su puerta de acceso está orientada al sur y se caracteriza por estar adintelada y recercada de sillares.
 
En Colladillo también se puede ver la ermita románica de San Bartolomé, derruída y en reconstrucción, y en la Huerta la de Santa Cristina. No es lo único que merece la pena destacar de estos núcleos ya que también merece la pena fijarse en las cercas de piedra de Arconcillos o el pilón de la calle de la Fuente de Colladillo.
 
 
DEPORTES
 
Entre los mejores de Europa, para los parapentes y alas delta 
 
Arcones posee un monte de centenarias sabinas de gran porte y belleza, por donde discurren sendas para su disfrute y deleite, además de observatorio ornitológico
 
CUEVAS
 
Pero no es el único encanto que posee el municipio, donde también se puede disfrutar de cuevas, como la de La Tejera; la de San Frutos, en la cual se cree que se resguardó el santo cuando fue perseguido; así como la de Longaniza o Pepón, recorrida por un río hecho que añade peligrosidad a la visita de esta cavidad por el caudal que puede llevar dependiendo de la época del año
 
Arcones pueblo está formado por 6 pequeños barrios:
 
Arcones, donde está el Ayuntamiento, la Iglesia Parroquial de S. Miguel Arcángel, la mayoría de establecimientos comerciales, y la hostelería, así como el Consultorio Médico. Conservamos el origen del la tradición de pastores de Arcones, aún hay un ganadero, aunque no es ya trashumante de ganado ovino, y sus ovejas no sean merinas. Hay en este barrio ganado bovino extensivo.
 
El Barrio de La Mata, situado más al sur de todos ellos y donde el viento solano azota con energía, también el más cercano a la cordillera Carpetóvetónica,. por donde pasa el Camino Natural y los alas deltas y parapentes llenan de bullicio sus calles
 
Castillejo, uno de los que más viviendas tiene, y en su día de los más poblados, aquí también el solano se enseñorea cuando sopla, con su Plazuela, antaño llena del bullicio de los críos ahora silenciosa, está situado al sur de la N-110
 
Arconcillos, con su abundante tráfico camino de Pedraza, y su pequeño parque con la fuente de estructura romana. Algún ganadero continúa con su ganadería vacuna extensiva.
 
Colladillo, escondida zona residencial, entre árboles álamos romanos, fresnos, abundantes prados y los trinos de los pájaros alegrando todas las primaveras, deja la carretera de Pedraza para desperezarse sin ruidos y en completo relax, con sus casas conservando la arquitectura del lugar. 
 
Huerta, otro de los barrios, junto con Castillejo de los que más viviendas tienen y en la actualidad el más poblado de todos, los ganaderos, heroicos, perduran con sus cabañas de vacas, también existe la ganadería ovina extensiva. Su ermita de Sta. Cristina y su fiesta.
Así como algunos despoblados de los que tan solo nos han quedado los nombres: La Anduela, La Nava, Santa María de la Lastra y Vega del Alamillo.